Get Adobe Flash player

Que es la Masoneria?

   La francmasonería es una sociedad filantrópica, filosófica y progresista. Sus objetivos: la exaltación y el perfeccionamiento de las más elevadas potencialidades humanas. La Orden asienta sus principios en ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad; y asume que el hombre puede alcanzar su realización a través de la Ciencia, la Justicia y el Trabajo (trilogía que constituye su lema).
    Estos ideales, que en el seno de nuestra Institución no solo se expresan sino que se hacen realidad, fueron los que inspiraron a hombres de todos los tiempos a la hora de enfrentar y combatir regímenes opresores, despóticos o que negaban la dignidad de la condición humana. Valiéndose de una tradición iniciática compuesta por símbolos y alegorías, el lenguaje masónico trata de operar en lo profundo de la conciencia para sacar a la luz aquellos arquetipos que distinguen a los hombres cabales. De esta forma la Masonería se erige en baluarte y custodia el progreso de la humanidad, como así también en acérrima enemiga de la ignorancia, el fanatismo y la codicia.
   La Masoneria no es hoy una sociedad secreta, pero, en épocas de cruenta persecución que en algunos paises se ha lanzado contra la Masoneria, es lógico que se hayan constituido grupos de masones discretamente reservados, lo mismo que hicieron los cristianos perseguidos por el Imperio Romano. Sin embargo, no es esta la verdadera motivación del llamado secreto masónico. Ese se refiere al estudio e interpretación de los simbolos y ritos de la Orden, de los cuales surge la utilidad de los trabajos realizados en las Logias.

    Recordemos que hay dos categorias muy distintas de sociedades secretas:

    1) Las organizaciones secretas (clandestinas) politicas, cuya acción y ejercicio son de duración limitada y cuyos fines son concretos. Nada tienen que ver con la Masoneria.

     2) Las sociedades iniciaticas que de ningún modo intentan ocultarse, pero cuyo secreto consiste en reservar el conocimiento de los ritos y ceremonias a los iniciados porque se trataba de un método de perfeccionamiento espiritual. La Masoneria es, por excelencia, una sociedad iniciatica.
   La Masonería no está afiliada ni puede afiliarse a ninguna religión determinada.
   Elevándose sobre toda clase de discusiones, ofrece a los amantes de la Verdad el terreno más apropiado para la inteligencia mutua y la unión fraternal.
  No reconoce en la investigación científica ninguna autoridad superior a la Razón Humana y rechaza, por tanto, las verdades reveladas que aceptan las religiones positivas.
  Admite en su seno a personas de todos los credos religiosos, sin distinción, siempre que sean tolerantes y respeten todas las opiniones sinceramente profesadas; es decir: exentas de fanatismos, egoísmos y supersticiones.
  La Masoneria no es una asociación politica ni puede confundir su actividad con la de ningun partido politico; pero el masón no debe estar al margen de los grandes problemas politicos de los pueblos y del mundo entero. En el seno de la Orden Masónica conviven hombres de diversos partidos y de diversas concepciones sociológicas mientras sean respetuosos y democraticos.

  A la influencia de la Masoneria y de sus miembros se deben los grandes movimientos libertadores de Europa y América. La propia Revolución Francesa estuvo muy empapada de los principios masónicos, encarnados en la misma fórmula que todavia irradia luz con la trilogia de, LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD.

  El masón conserva fuera de la Logia toda su libertad de ciudadano y puede dedicar el ardor de su entusiasmo al servicio de sus ideales
 
 Orden Real de Heredom de Kilwinning en Paraguay